Motos Náuticas

Patrón de Motos náuticas

El incremento constante del parque de motos náuticas y de sus niveles de potencia impone la necesidad de aprobar las normas de seguridad necesarias para reducir el riesgo de accidentes que su utilización comporta, tanto para quienes las manejan como para los bañistas, en razón de la proximidad a la costa en donde dicha actividad se practica.
Este Real Decreto viene a cumplir, en desarrollo de las previsiones contenidas en el artículo 86.1 de la Ley 27/1992, de 24 de noviembre, de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, dicha finalidad. Para ello, se amplía sustancialmente el alcance de las normas de seguridad hasta ahora vigentes contenidas en la Orden de 22 de julio de 1999, por la que se establecen medidas de seguridad para el gobierno de motos náuticas, se crea una nueva titulación náutico-deportiva, dividida en tres categorías, necesaria para la navegación con dichos artefactos, hasta ahora exenta de dicho requisito, y se imponen a las empresas dedicadas al alquiler de motos unas obligaciones de funcionamiento destinadas a garantizar la utilización de las motos de las que dispongan en condiciones de seguridad.
Por otra parte, la Orden de 16 de diciembre de 1998 por la que se regula el procedimiento abreviado de registro y matriculación de las motos náuticas, prevé exclusivamente el procedimiento de matriculación de motos utilizadas con fines recreativos, deportivos o comerciales. Sin embargo, la versatilidad de estos artefactos náuticos se ha traducido en que su utilización alcance también a las Administraciones públicas y entidades públicas dedicadas a funciones de salvamento de vidas humanas, cuyas embarcaciones deben inscribirse en la Lista octava del Registro de Matrícula de Buques regulado en el Real Decreto 1027/1989, de 28 de julio, sobre abanderamiento, matriculación de buques y registro marítimo, respecto de las cuales la citada Orden omite cualquier referencia. El presente Real Decreto viene a suplir dicho vacío, al establecer las normas necesarias para llevar a cabo dicha matriculación.
Desde la perspectiva de su adecuación a la ordenación constitucional de competencias, las medidas establecidas en este Real Decreto constituyen, de conformidad con lo previsto en el artículo 6.1.c) de la Ley 27/1992, normas reguladoras de la marina mercante, materia que el artículo 149.1.20.ª de la Constitución atribuye, con carácter exclusivo, al Estado.
En su virtud, a propuesta del Ministro de Fomento, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 8 de marzo de 2002.
Ver: BOE

motos náuticas

La moto náutica es una embarcación ligera que se gobiernan de una manera similar a las motocicletas normales, pero en el agua. Este tipo de embarcación, no es como las demás que su medio de propulsión son las hélices, como las, embarcaciones con motor fuera borda si no que disponen de turbina lo que facilita navegar por aguas de poca profundidad.

La potencia de las motos náuticas puede ir de menos de 50 CV a 350 CV.
Para obtener la titulación hay que superar un examen teórico y otro examen práctico.
Permisos de motos náuticas atendiendo a su potencia:
Patrón de Moto Náutica C: Manejo de motos náuticas de potencia inferior a 55 cv. Haber cumplido 18 años de edad o 16 años con consentimiento paterno, materno o del tutor o de la tutora.
– Requisitos: Superación examen teórico y pruebas prácticas.

Patrón de Moto Náutica B: Manejo de motos náuticas de potencia igual o superior a 55 CV e inferior a 110 C.V.
– Requisitos: Haber cumplido 18 años de edad, o 16 años con consentimiento paterno o del tutor.
– Superación examen teórico, convocado por CC.AA con transferencias o por la DGMM.
– Superación de las pruebas prácticas.
Patrón de Moto Náutica A: Manejo de motos náuticas de potencia igual o superior a 110 C.V.
– Requisitos: Haber cumplido 18 años de edad, o 16 años con consentimiento paterno o del tutor.
– Superación examen teórico, convocado por las CC.AA con transferencias o por la DGMM.
– Superación de las pruebas prácticas.